VII DOÑANA BIRDFAIR 2020

DoñanaBirdFair 2020 es un festival homenaje a las aves y a los observadores de aves. Durante tres días tienen lugar una serie de actividades alrededor del mundo de las aves silvestres, su conservación, su estudio y su observación. En esta séptima edicion se podrá disfrutar de excursiones por el Parque Nacional y por la propia Reserva, por arrozales y bosques de pino piñonero. Charlas, conferencias, cursos de anillamiento, fotografía y pintura, encuentros de ornitólogos venidos de muchas partes de España y de Europa. Talleres, jornadas y encuentros. Actividades específicas para público infantil. Exposiciones de pintura y fotografía. La feria está compuesta por más de cuarenta stands, en los que se podrán adquirir productos (Óptica, libros, ropa, accesorios) relacionados con la observación de aves y, fundamentalmente, ofertas de viajes especializados por toda Andalucía, España, Europa y otras partes del mundo para ver aves en estado salvaje.

LA DEHESA DE ABAJO

El lugar elegido para celebrar La Feria Internacional de las Aves de Doñana, Doñana Birdfair, es la Reserva natural Reserva Natural de La Dehesa de Abajo. Situada en la Puebla del Río, a menos de 30 minutos de la ciudad de Sevilla, tiene en su centro de visitantes todas las instalaciones necesarias para llevar a cabo con garantizado éxito dicho evento. Se trata de un espacio de gran interés por sus valores naturales formado tres ecosistemas muy diferentes; la marisma inundable, el bosque de acebuches y la zona de pinar.

La Dehesa, en sus 700 hectáreas, alberga la mayor colonia de Europa de cigüeña blanca que anidan en los acebuches que le dan el nombre. En su laguna, La Cañada de la Rianzuela, se pueden ver las aves más representativas de Doñana en grandes números: flamencos, cercetas pardillas, calamones, malvasías, fochas morunas y un buen número de otras acuáticas, limícolas y ardeidas que en esa época superan el centenar.

En las zonas húmedas pueden verse fumareles cariblancos, espátulas, patos colorados y azulones, zampullines comunes, agujas colinegras… Caballos y vacas descansan en los pastizales, entre los pinos que sobrevuelan aves rapaces como el milano negro, el milano real, águilas calzadas, pescadoras y ratoneros.

También habitan en la dehesa mamíferos, como el zorro, el tejón y la gineta, que aún siendo más difíciles de ver encuentran aquí una alimentación variada gracias a los conejos, frutos silvestres e invertebrados que abundan en la reserva. En la actualidad, los Pinares de Aznalcázar y la Dehesa de Abajo constituyen un nuevo núcleo de expansión del lince ibérico, cuyo número aumenta cada año.

LA PUEBLA DEL RIO

La Reserva Natural Dehesa de Abajo se encuentra dentro de los límites de La Puebla del Río, en la provincia de Sevilla, a unos 20 km al suroeste de la capital. La Puebla del Río tiene gran parte de su término enclavado en las marismas del Guadalquivir y sirve de enlace entre el Espacio Natural de Doñana y la ciudad de Sevilla. Su economía se basa principalmente en la agricultura del arroz y en el sector servicios.

Además de la Dehesa de Abajo, hay otros lugares naturales interesantes en este municipio: Veta la Palma, la Isleta y los Olivillos, Isla Mínima, paisaje natural del Brazo del Este, Brazo de la Torre y las inmensas planicies de arrozales. Estos parajes están conformados por antiguas ramas del río Guadalquivir, formado humedales de gran valor ecológico. La Reserva Natural de la Cañada de los Pájaros es un espacio natural que vale la pena visitar y merece una atención especial.

Cuna de grandes artistas y cantantes de sevillanas, el territorio de La Puebla del Río está cubierto de extensas marismas y dehesas, donde la cría de caballos, vacas y toros salvajes representan una actividad importante. La ciudad tiene atractivos arquitectónicos, como la Iglesia de Nuestra Señora de la Granada, construida en estilo mudéjar y la Capilla de San Sebastián, que data del siglo XVII. Cuenta además con el Museo de Autonomía de Andalucía. Las festividades más populares de La Puebla son la Semana Santa, el Rocío, y Corpus Christi y la Feria local, fiestas estas últimas que coinciden en el tiempo.

Todo esto, junto con su rica gastronomía local y la variedad de alojamientos cercanos, hacen de La Puebla del Río un destino favorito para los amantes de la naturaleza y los turistas en general.